Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

jueves, 25 de agosto de 2016

Limerick

Limerick, Irlanda

LIMERICK, CIUDAD

Este verano he pasado unos días en Limerick, ciudad del suroeste de Irlanda, que con unos 90.000 habitantes en su zona metropolitana, es la tercera más poblada del país, Cruzada por el río Shannon, tiene un clima lluvioso incluso en verano (doy fe). Como en todas las ciudades irlandesas, no faltan el castillo (del Rey Juan, siglo XIII), la catedral (St. Mary, siglo XII) ni el río (el Shannon, que desemboca muy cerca de Limerick). También cuenta con un magnífico campus universitario, y es un destino muy popular para aprender o mejorar el nivel de inglés.

Tiene algunos buenos pubs...

... unas cervezas bien ricas...

... y se nota que hay bastante 'vidilla'...

... y, bueno, también hay por allí algún que otro 'revientacoches'. Pero en general, han sido días muy agradables, tanto en Limerick como en sus alrededores y en Dublin. muy tranquilos, con paisajes y monumentos bonitos, comidas y bebidas muy recomendables, y gente encantadora.

LIMERICK, POESÍA

Pero además de ser una ciudad irlandesa, Limerick también define a un tipo de composición poética. Un Limerick es un poemilla, casi siempre jocoso, satírico o de humor absurdo, cuya composición es la siguiente: es una quintilla, de rima normalmente consonante, aunque a veces asonante, y de tipo 'AABBA', es decir, que riman, por un lado, los dos primeros versos con el último, y por otro, el tercero con el cuarto, que además son algo más cortos. Además, debe tener una cierta musicalidad o ritmo. Lo explican muy bien, mediante un Limerick, en esta entrada del blog ¿Qué tendrá la princesa?

¿Qué es un limerick, hermano?
Es un poema, responde ufano,
en que los versos uno y dos
acaban con el quinto igualados
y el tercero y el cuarto van de la mano

Sí, pero ya sabéis que aquí nos gusta hacernos preguntas como esta: ¿por qué se llama así? Pues no está del todo claro, y según parece, se sigue investigando. He leído dos explicaciones diferentes, aunque en ambas figura, lógicamente, la ciudad de Limerick. Una es bastante prosaica, y alude a las coplillas que en los siglos XVIII y XIX componían los borrachos cuando salían de los pubs.

La otra es más elaborada, y dice que fue una invención de los soldados franceses que defendieron la ciudad de Limerick de las tropas angloholandesas en la Guerra Guillermita (hacia 1690), una guerra de sucesión por el trono inglés, que enfrentó a partidarios del Rey Jacobo II y a los del Rey Guillermo de Orange: ingleses, holandeses y Jacobitas irlandeses por un lado, contra franceses, escoceses y Guillermitas irlandeses por otro. La guerra fuer corta, tras la cual se firmó el Tratado de Limerick, que reforzó la hegemonía de Inglaterra y la fe protestante en Irlanda hasta principios del siglo XX.
la Treaty Stone, sobre la que se firmó el tratado

EL REY DEL LIMERICK

En cualquier caso, el Limerick fue popularizado a mediados del siglo XIX por el escritor e ilustrador británico Edward Lear, que aunque comenzó dedicándose a la ilustración de la vida natural, a los 30 años comenzó a publicar libros humorísticos y de temática absurda, como A Book of Nonsense, con muchos limericks, lo cual ayudó a popularizarlos.
Edward Lear, 1812 - 1888
Aquí os dejo este enlace con algunos limericks compuestos por Edward Lear, con su traducción al castellano. Este otro enlace es muy interesante, además de su biografía, contiene un estudio más detallado de la estructura de los limericks de Lear.

Y EN CASTELLANO...

En castellano, la gran divulgadora y dominadora de este estilo poético en el siglo XX fue la escritora argentina María Elena Walsh, personaje totalmente comparable al de la española Gloria Fuertes. Yo la conocía como creadora de personajes como la tortuga Manuelita, o de lugares mágicos, como Gulubú, así como de gran cantidad de canciones infantiles (El reino del revés, La vaca estudiosa, La mona Jacinta, La canción de la vacuna...), muy conocidas en España gracias a las versiones que hizo de ellas Rosa León, que, curiosidades, preside el centro del Instituto Cervantes de Dublín.

También había leído, sin saber que lo eran, algunos de sus limericks. En cualquier caso, María Elena Walsh fue una enorme poeta y compositora, muchos niños la estuvieron, están y estarán muy  agradecidos por los buenos momentos que les hizo pasar.

María Elena Walsh, 1930 - 2011
Si queréis leer un montón de limericks de María Elena Walsh (y alguno más de otras escritoras argentinas), podéis pinchar en este enlace. Y si pincháis en este otro, podréis ver unas cuantas animaciones basadas en  una gran cantidad de limericks de María Elena Walsh, incluidos en su libro 'Zooloco'.


UN APRENDIZ

Y aunque no tenga dotes para la escritura, y en particular, menos aún para la poesía, ayudado por los consejos que da este enlace de wikihow para escribir limericks, me he atrevido a 'parir' este limerick, a ver qué os parece:



Si un día vienes a Tombuctú
en avión, en barco o en ñandú
debes saber, amigo,
que las tortas son de trigo
y las guitarras de bambú


Y ya animado, me atrevo con un segundo limerick, en el que además, aprovecho para contar una pequeña anécdota que me ocurrió estando allí:

 

En un pub de Limerick sentado 
de repente una ausencia he notado
¿Me han quitado la cartera?
¿Cómo pago a la camarera?
¡Te la dejaste en el coche, despistado!





 Esto del Limerick es adictivo
¡os dejo, que se me están ocurriendo muchos más!

No hay comentarios:

Publicar un comentario